Fase de Estabilización

¡Por fin! ¡Ya hemos llegado! Cuarta y última fase de la dieta Dukan. Aunque de todas formas, más que terminar y dar por concluida la dieta Dukan, esta última fase supone un compromiso de por vida. Esto, únicamente si no queremos que todo el esfuerzo realizado durante este tiempo no se eche a perder. Pero calma, porque a pesar de que sea la fase de más duración y aquella que nos acompañará durante el resto de nuestra vida, ¡hay buenas noticias! En la fase de estabilización no hay alimentos prohibidos u orden de consumo en los alimentos. Se puede comer libremente, o casi, veamos en qué consiste exactamente.

Objetivos de la cuarta y última fase

objetivos cuarta fase de la dietaPierre Dukan, para esta fase, comenta que basta únicamente con mantener unas pautas de conducta determinadas y de esta manera poder disfrutar de nuestro peso ideal sin peligro alguno de tener que recuperarlo. Pero, ¿cómo se consigue?

Lo primero y más inmediato es no olvidar lo que se ha aprendido hasta llegar a este punto. Y esto, ¿qué quiere decir? Pues que existen distintas pautas que han de seguirse de por vida si lo que se quiere es no recuperar el peso que hemos perdido. Y estas, ¿cuáles son?

Tener presente la importancia de cada alimento

  • Consumo diario: frutas, verduras y proteínas.
  • Consumo moderado: hidratos de carbono (glúcidos) que provengan del arroz, la pasta, las patatas y cualquier tipo de fécula en general.
  • Consumo puntual: esto se atribuye a los dulces envasados. Son carbohidratos de asimilación rápida que nada bueno podría traernos. Ejemplo de ellos son las galletas, los bollos o los productos panaderos. También incluimos alimentos de alto contenido en grasas saturadas como pueden ser los helados, las salsas o los fritos.

Beber 2 L de agua al día

Es importante que de cara a intentar eliminar los desechos y los restos innecesarios del organismo además de hidratar nuestro cuerpo, bebamos unos 8 vasos de agua diarios. De esta forma te evitarás tener que medirlo y resultará mucho más práctico.

El salvado de avena

Durante esta nueva fase se consumirán tres cucharadas de avena por día, pues su alto contenido en fibra ayuda a mejorar el tránsito intestinal y contribuye en última instancia a amplificar la sensación de saciedad.

Hacer ejercicio y practicar deporte

A fin de eliminar el exceso de grasa y las calorías extra que hayamos podido consumir de más, el ejercicio es realmente beneficioso. Por esta razón, es recomendable que se intente adquirir el hábito de caminar y desplazarse en bici en tanto que nos sea posible, así como subir por las escaleras o, si lo ves oportuno, apuntarse a un gimnasio. Lo importante en este punto que es tengas claro que el cuerpo ha de mantenerse activo durante el máximo tiempo que sea posible.

Reserva un día a la semana para ingerir únicamente proteínas puras.

ejercicio durante la cuarta fase

Vigilar el contenido en sal

No es que esté prohibida la sal, a no ser que tu médico así te lo haya indicado, pero tampoco es cuestión de pasarse. Lo mejor en este régimen es utilizar una cantidad baja-moderada de sal, sobre todo durante aquellos días en los que solamente comamos proteínas puras ya que esto, en combinación con el agua, ayudará a que nuestro organismo se depure con una mayor efectividad.

La finalidad principal que se intenta derivar de estas pautas, en base a lo que Dukan dice, es no aumentar sino estabilizar y consolidad este nuevo peso sin necesidad de correr el riesgo de volver a recuperar los kilos que hemos perdido.

Como se puede observar, más que una fase en sí misma en la que se prohíba el consumo de ciertos alimentos, en esta fase lo que se intenta conseguir es que adquiramos e incluyamos hábitos alimentos en el día a día, todo ello con el objetivo de poder preservar el “peso justo”, el cual será aquel que hayamos conseguido alcanzar durante las tres fases previas. Así pues, podríamos decir que la tercera y cuarta fase de esta dieta, la fase de consolidación y la fase de estabilización respectivamente, desdibujan lo que normalmente se conoce en cualquier régimen de adelgazamiento como “fase de mantenimiento”.

Menú durante la Fase de Estabilización

alimentos fase estabilización

Como hemos ido comentando con anterioridad, durante esta fase no hay restricciones de alimentos, por lo que se permite comer todo lo que uno quiera siempre y cuando se sigan las pautas y las conductas anteriormente explicadas. Es por esta razón por la que el menú que uno siga dependerá mucho de una persona a otra, aunque para más clarificación del mismo, aquí tienes uno “tipo” que podrás seguir:

  • Desayuno: un café con leche desnatada o té verde, dos rebanadas de pan integral con un poco de mantequilla, una pieza de fruta con piel (por ej: una manzana) y una cucharada sopera de salvado de avena.
  • Almuerzo: un té verde sin edulcorantes ni azúcar, una macedonia de frutas hecha, por ejemplo, con: pera, piña y melón y un par de lonchas de pechuga de pavo o jamón york.
  • Comida: lentejas estofadas con brócoli al vapor acompañado de 40 gramos de queso emmental.
  • Merienda: un yogur natural desnatado y una cucharada sopera de salvado de avena.
  • Cena: brochetas de pollo y salteado de verduras a la plancha. Mousse de vainilla y mango y una cucharada sopera de salvado de avena.

De todas formas, a fin de guiarnos y tener unas pautas más claras sobre el estilo de menús y platos que se podrían realizar en cualquiera de las fases así como poder hacer la dieta un poco más atractiva, Pierre Dukan creó en su día libros de menús y postres con recetas que han sido creadas por el mismo. Algunas de las recetas que pueden encontrarse son la ya mencionada mousse de limón, tarta de pistacho con albaricoque, manzanas a la canela, natillas de avellana y vainilla, islas flotantes de moka o macedonias de frutas. Todas, con la finalidad de poder hacer el régimen un poco más llevadero además de ahorrar tiempo en compras y conseguir que no se caiga, erróneamente, en la monotonía y el aburrimiento.

A pesar de todas las facilidades que se exponen, muchas veces suele pasar que durante los últimos periodos de las dietas la gente termine por no cumplir a raja tabla y abandonar las pautas marcadas, por lo que el peso que tanto esfuerzo ha costado perder, termina por recuperarse. Teniendo presente esta posibilidad, Pierre Dukan ha publicado un libro llamado “La Escalera Nutricional”,  con el objetivo de poder recuperar el control y encarrilar de forma óptima nuestra dieta y perder los kilos que hayamos recuperado sin necesidad de tener que empezar la dieta desde cero.

Puedes hacer clic aquí para volver a la primera fase: la fase de ataque.

Pin It on Pinterest

Share This